El coste energético de los equipos informáticos

Imprimir

1_-_Torre.jpgEn los tiempos que corren ahorrar en “pequeños” costes fijos puede ser algo importante. Uno de ellos es el gasto eléctrico de los ordenadores.

Muchos clientes nos preguntan si realmente un ordenador consume mucho y si “se queda” encendido día y noche, esto puede suponer un gasto importante. Aunque la respuesta casi de forma inmediata es “SI”, cuantificar ese gato es más complicado y depende de varios factores.

 

El tipo de “unidad central” o torre.

La cantidad de energía consumida por la torre nos la da la potencia de la fuente de alimentación. Basta con mirar por detrás el equipo para ver al (lado del enchufe) la potencia de la misma. Esta puede variar entre 250W en equipos antiguos y 600W en equipos más modernos.

Aunque, como veremos luego, un equipo no siempre consume toda la potencia que marca, podemos considerar, por tomar un valor promedio, que consume un 50% de la misma. Así, si cogemos un ordenador “tipo” con una fuente de 480W podemos considerar que consume unos 240W cuando está encendido.

Si consideramos que nos cuesta 0.09 Euros cada Kilovatio Hora (y no es mucho), una torre encendida 24 horas al día 365 días al año nos costaría

(0.09€/KWh)*365dias*24h*240W/(100W/KW) = 189.22 Euros al año
¿Cuántos ordenadores tenemos?

 

2_-_Componentes.jpg

Los componentes:

Como se ha dicho un ordenador tipo de 480W no necesariamente consume toda la potencia, depende del número y tipo de componentes. Por ejemplo, si una grabadora de DVD consume unos 5W y tengo dos el consumo obviamente será el doble. Igualmente si tengo una tarjeta gráfica antigua, su consumo puede ser de unos 20W pero las tarjetas gráficas de última generación pueden consumir ellas solas hasta 200W. ¡Un dineral en luz!

 

3_-_Ventilador.jpgLa antigüedad y el calor.

El desgate de los materiales de los materiales de los ventiladores y sistemas de refrigeración unido a la suciedad que se acumula en ellos hace que el equipo se caliente más y que realice un mayor esfuerzo de refrigeración (más revoluciones) lo que incrementa considerablemente el gasto energético que puede llegar a suponer un incremento de entre 40 y 80 euros al año. Sin contar con el riesgo de que se dañen los componentes por esta situación.

 

4_-_Perifericos.jpgLos periféricos USB y FireWire

Todos tenemos muchos aparatos conectados por USB a nuestro ordenador, por ejemplo un disco duro USB que no solemos desconectar aunque no usemos, sin embargo estos aparatos toman voltaje del puerto USB y por lo tanto están consumiente energía de manera continuada anquen no estén trabajando lo que incrementa el gasto de energía.

 

Los periféricos del ordenador con alimentación propia:

5_-_Pantalla.jpgLa torre no está sola, tenemos como mínimo un monitor y una impresora e incluso un disco externo con alimentación propia. ¿Consumen mucho?. Veamos algunos ejemplos

Si sumáramos todos estos consumos nos llevaríamos una desagradable sorpresa. ¿Qué podemos hacer?

 

Aquí van unos simples consejos:

7_-_Regleta.jpg1- El más obvio es apagar de forma completa todos los aparato, por ejemplo usando regletas con interruptor para asegurarnos que se apagan todos o hacerlo manualmente uno a uno
2- Puesto que es difícil acostumbrarse a hacerlo se pueden programar tareas a los ordenadores para que se apaguen a una hora determinada o bien utilizar los planes de energía del ordenador, si bien estos lo único que hace es suspender el ordenador pero no lo apagan y tampoco se apagan los periférico
8_-_Cableado.jpg3- Una solución drástica es poner un reloj temporizador en el enchufe pero esto puede fañar al sistema operativo al pagar el equipo bruscamente
4- Hacer un buen mantenimiento del ordenador: Aquí se incluye llevar a limpiarlo periódicamente e incluso sustituir la fuente de alimentación y los ventiladores que se encuentren gastados. Esto no solo ahorra energía sino que alarga la vida útil del equipo.
5- Desconectar los dispositivos USB que no estén en uso y que no se puedan apagar por si mismos si no los vamos a usar y no tienen botón de apagado, por ejemplo un disco USB
6- Apagar “realmente” aparatos como monitores, impresoras, etc. y no dejarlos en estado de espera
7- En la actualidad están apareciendo aparatos llamados “Green” o tecnología verde que, aunque son más caros la larga suponen un ahorro económico importante, algo parecido a lo que ocurre con las bombillas.
8- En general, el mejor consejo es concienciarnos de que los equipos electrónicos, en contra de lo que podemos pensar, tienen un consumo alto no tanto por cada aparato en si sino por la suma de todos ellos

Esperamos que les haya sido de utilidad.
Martín Gil