Linea ICO-PYME Liquidez

Imprimir

1_-_logo_ico.jpgYa se encuentra vigente la línea ICO-Liquidez cuyo objetivo es atender las necesidades de financiación de capital circulante de pequeñas y medianas empresas, que sean solventes y viables.

 

Recursos disponibles: 

Esta línea pone a disposición de los autónomos y las Pymes 10.000 millones de euros, de los cuales 5.000 millones son aportados por ICO y 5.000 millones son aportados por las Entidades de Crédito.

Vigencia:
Hasta el 21 de diciembre de 2009 o hasta el consumo de los fondos disponibles, si ése fuese anterior a la fecha indicada.

Clientes:
Autónomos y Pequeñas y medianas empresas, que según definición adoptada por la Comisión Europea en mayo de 2003, cumplan los siguientes requisitos:

Plazo de amortización:
3 años, incluidos 6 meses de carencia de principal.

Importe máximo de financiación por cliente:
El importe máximo de financiación será de 500.000 euros por cliente y año en una única operación.

Tipo de interés:
Tipo fijo medio de los dos tipos siguientes:

Se podrá aplicar a la operación uno de los tres márgenes siguientes:

Comisiones:
0,40 % sobre el importe dispuesto.

Cancelación anticipada voluntaria:
Por acuerdo entre el Cliente y la Entidad de Crédito, se podrá realizar, en el momento que las partes acuerden, la cancelación anticipada, total o parcial, de la operación de préstamo/leasing, en las condiciones siguientes:

  1. Para operaciones que se encuentren dentro del ámbito de la Ley 41/2007, de regulación del mercado hipotecario: 0,50% flat sobre el importe cancelado.
  2. Resto operaciones: 1% flat sobre el importe cancelado.

Tramitación:
Directamente en las oficinas de los principales Bancos, Cajas de Ahorros y Cajas Rurales establecidos en España. Las solicitudes son estudiadas, aprobadas y formalizadas por bancos y cajas en las condiciones indicadas.

Documentación:
El cliente tendrá que presentar la documentación que cada Entidad de Crédito considere necesaria para estudiar la operación.

Garantías:
Cada entidad de Crédito analiza la solicitud del préstamo y, en función de la solvencia del solicitante, determina las garantías a aportar, que pueden ser por ejemplo:

Compatibilidad de ayudas:
Esta Línea puede estar sometida a la condición de “mínimis” de la Unión Europea y es compatible con las ayudas recibidas de las Comunidades Autónomas u otras Instituciones, debiendo respetar los límites máximos en cuanto a la acumulación de ayudas pública establecidas por la Unión Europea.