Asus Padfone el teléfono del futuro

Imprimir

ASUS Padfone, un teléfono que viene del futuro

Si bien Motorola con su terminal Atrix logró que pensáramos que la era de los dispositivos móviles como equipos completos había llegado – o le quedaba muy poco para hacerlo -, el ASUS Padfone es el terminal híbrido que se pone a la cabeza de esta concepto llegado del futuro.

Inicialmente ambas marcas parten de la misma idea: un teléfono que se convierte en algo más. Pero la completa gama de accesorios con la que viene acompañado el ASUS Padfone y que ya lleve de serie el sistema operativo Android 4.0 le han hecho tomar clara ventaja.

 El objetivo inicial es que no tengamos que comprar un smartphone y un tablet sino solo el teléfono y el  accesorio en forma de pantalla. Dicho esto, toca ya que os cuente qué me ha parecido el ASUS Padfone y  compañía.

 

 Un terminal tan espectacular como el ASUS Padfone pedía a gritos una sesión de nuestros videoanálisis   para verlo de cerca y conocer cómo es su estrecha relación con los accesorios con los que viene  emparejado:

 Diseño

Aunque lo llamativo del Padfone de ASUS es su gama de accesorios para convertirse en un tablet y en un portátil, el terminal no pierde entidad como teléfono independiente ni mucho menos. Sin embargo debes tener en cuenta que ASUS no lo va a vender de forma separada de su Padfone Station.Asus_Padfone2.jpg

Con una pantalla de 4.3 pulgadas, puede presumir de cuerpo delgado, contenido en dimensiones, bien acabado y con un peso que mejora en general el de la competencia.

Los datos sobre el papel son de 9.2 mm de grosor y peso de 129 gramos, que como podéis ver en el siguiente gráfico, lo deja muy bien colocado entre los terminales con pantalla de la misma diagonal más importantes del ecosistema Android.

El ASUS Padfone es muy agradable en mano. La parte frontal está toda recubierta de cristal, con un marco metálico que le sienta genial y transmite sensación de terminal de empaque.

Ningún botón se atreve a trastocar esa continuidad de líneas, y solo el altavoz en la parte superior (junto con la cámara frontal) y el logo de ASUS en la parte inferior se aprecian en la lisa parte delantera.

Con Android 4.0 mediante, no hay botones físicos para Android, pues quedan reservados para la parte inferior de la pantalla.

La parte trasera es una vieja conocida ya. El relieve de círculos concéntricos alrededor de la cámara de fotos principal es ya una “marca de la casa” en equipos de nivel como el tablet Transformer Prime o el portátil Zenbook. Pese la imagen impecable que da esa carcasa, el material del que está fabricada es plástico, muy fino y resistente.

Esa tapa oculta el compartimento para la batería (extraíble), la tarjeta de tipo SIM y microSD con la que podemos ampliar la memoria interna del terminal. Sobre ella está la cámara, el flash LED justo debajo y a un lado, el altavoz. Abajo del todo, bien grabado, queda el nombre del terminal: Padfone.

Respecto a los botones físicos, tanto el de encendido en la parte superior derecha (donde también encontramos la entrada de audio de 3.5 mm) como los dos de volumen (separados) en la lateral derecha, tiene un acabado, tacto y dimensiones excelentes. Ya quedan para el lateral izquierdo el punto de conexión con el accesorio para convertirlo en tablet y dos puertos que es sencillo confundir y no hubiera estado de más separar: microHDMI y microUSB.

Pantalla

ASUS ha escogido una diagonal que me gusta mucho para su Padfone. 4.3 pulgadas con tecnología AMOLED en la que la resolución es de 960×540 píxeles, suficiente para manejarse por ella pero que ya tiene a rivales bien preparados con la resolución 720p.

Esto no es mayor problema si no conoces pantallas con más resolución, pero una vez que las has tenido frente a tus ojos, es normal que no quieras volver atrás, con lo que miras no de tan buena manera otras resoluciones menores.Asus_Padfone4.jpg

Sobre la elección de un panel SuperAMOLED sin el Plus como apellido ya se ha dicho todo. Tiene buen brillo, colorido y ángulos de visión, pero para maniáticos es sencillo encontrar el problema asociado al uso de la tecnología PenTile.

Hay que fijarse, pero cuando sabes dónde está, encuentras los píxeles malditos

Pero hay que admitir que gracias a la elección de este panel y no un LCD “clásico”, el grosor se ha podido mantener en un rango decente, aunque HTC ya nos demostró con su One X que panel LCD y grosor reducido “is possible“.

En el lado positivo de la pantalla hay que colocar la respuesta de la misma, muy precisa, y que el panel AMOLED cumple bastante bien en exteriores, para lo que contamos con un modo especial que aumenta ligeramente el brillo. Es fácilmente seleccionable desde el menú desplegable de notificaciones.

Rendimiento y conectividadAsus_Padfone3.jpg

Conservando todavía su autonomía como teléfono, el ASUS Padfone recurre a su procesador Snapdragon de doble núcleo (S4) a 1.5 GHz para desenvolverse con toda la soltura del mundo bajo Android 4.0.

Le acompañan como principales características técnicas 1 GB de memoria RAM y memoria interna que puede ser de entre 16 y 64 GB.

Gestos, multitarea, juegos y vídeo se muestran fluidos y sin alteraciones cuando manejamos el teléfono de ASUS. En datos, el test Quadrant nos ha dejado una puntuación de 5.126 mientras que con Vellamo ha alcanzado 2.372 puntos. Como puedes apreciar en la gráfica de abajo, los datos son prácticamente idénticos a los del HTC One X:

En conectividad, tanto en modo WiFi como 3G no hemos hallado problema alguno, y las llamadas se escuchan con la claridad adecuada.

Software

Con Android 4.0 bien afinado, ASUS tampoco ha cometido el error de personalizar en exceso el sistema operativo de Google.

Apenas encontramos algo diferente en el panel de notificaciones y configuración, así como en la pantalla principal de las aplicaciones, donde podemos ver claramente una pestaña dedicada a aplicaciones para el modo tablet. También los widgets tienen un toque de ASUS.

Del apartado de software hay que detenerse en lo que ASUS llama Dinamic Display. Su objetivo es que el sistema ajuste las aplicaciones al cambiar de modo teléfono a tablet y viceversa. Las aplicaciones de ASUS, como la del correo, están afinadas correctamente, pero en general, he notado que la mayoría de las que podemos usar dan imcompatibilidad con el sistema de ASUS y se cierran dando error en vez de adaptarse a la nueva situación.

ASUS tiene trabajo por delante ahí, pues por ejemplo, las oficiales de Google son las primeras en dar error, así como la mayoría de juegos. Y con ellos es interesante ese modo continuo.

Referencias tomadas de Xakata.com