Chrome arrebata a Safari la tercera plaza en el ranking de navegadore

Imprimir

01_-_navegadores.jpgEl navegador de Google continúa incrementando su popularidad entre los usuarios.

De acuerdo con los datos facilitados por la compañía de medición web Net Applications, el navegador de Google, Chrome, elevó el pasado diciembre en 0,7 puntos porcentuales su cuota del 3,93 por ciento, de manera que finaliza 2009 con un una participación del 4,63 por ciento por delante de Safari, que cierra el año con una representación del 4,46 por ciento. Sin embargo y a pesar de su descenso en el ranking, el navegador Safari mantuvo su crecimiento en diciembre desde el 4,36 por ciento que registró en noviembre.

A la analista de Forrester, Sheri McLeish, no le sorprende que Chrome supere a Safari puesto que existen muchos más PCs que Macs en el mercado y considera muy probable que el navegador de Google continúe ganando cuota en 2010. “Chrome todavía se encuentra en un estadio temprano y hemos visto a Google establecer un acuerdo con Sony para instalar Chrome en sus portátiles, es decir, su adopción se verá impulsada por más canales tradicionales para llevar el navegador a los ordenadores de la gente”, apunta McLeish.

El navegador Firefox experimentó, por su parte, un ligero descenso desde 24,72 al 24,61 por ciento, permaneciendo no obstante en una sólida segunda posición por detrás de Internet Explorer (IE). Opera, en la quinta plaza, creció del 2,31 al 2,4 por ciento, registrado su mayor cuota en su historia.

A la vista está que el navegador de Microsoft continúa siendo el más popular, pero continúa perdiendo cuota de mercado. Su representación del 63,62 por ciento correspondiente a noviembre descendió en diciembre hasta el 62,69; de modo que a lo largo de 2009 perdió siete puntos a pesar del lanzamiento en marzo de IE8. En opinión de McLeish, en 2010 Microsoft continuará afrontando el reto de detener su pérdida de cuota en un escenario en el que cada vez es mayor el conocimiento de otros navegadores y al que se suma la reciente obligación impuesta a Microsoft por la Unión Europea para que ofrezca a los usuarios de Windows opciones de navegador alternativas.