CUIDADO CON EL “SEXTING”

Imprimir

01_-_Cuidado_con_el_sexting.jpgEl envío de fotografías y vídeos de contenido sexual a través del móvil va en aumento. Trend Micro advierte de los peligros de esta práctica entre los adolescentes.

Fruto de la combinación de los vocablos ingleses sex y texting, por “sexting” se conoce el envío de contenidos eróticos o pornográficos a través del teléfono móvil.

En un primer momento, esta práctica hacía referencia al envío de SMS de contenido sexual pero la evolución de los terminales (con capacidad para la transmisión de fotos y vídeos) ha hecho que el concepto adquiera mayor envergadura, sobre todo entre los adolescentes. No obstante, la situación no parece ser tan alarmante pues no ha llegado a convertirse en una epidemia en este colectivo pero sí conviene advertir que la tendencia es alcista.

Según un reciente estudio titulado Proyecto de Vida Americana e Internet, realizado por Pew Research Center, sólo el 4% de los adolescentes que poseen teléfono móvil con edades comprendidas entre los 12 y los 17 años han reconocido haber enviado a otras personas fotos personales, desnudos o semi-desnudos, en actitud provocativa o de contenido sexual a través de mensajes de texto. Mientras que el 15% afirma haber recibido tales mensajes con dicho contenido. Actualmente hay muchos jóvenes enviando y recibiendo fotografías personales de carácter íntimo.

Ante este panorama Trend Micro advierte de los peligros de esta acción y sugiere a los padres observar más de cerca el comportamiento de sus hijos con estos dispositivos. Así los investigadores de la compañía de seguridad declara que “definitivamente, el sexting es un problema, no sólo una tendencia que esté en aumento, debido a los riesgos a los que se exponen quienes lo practican, pues estos contenidos pueden distribuirse en Internet, ser motivo de chantaje, acoso, … llegando incluso a conllevar problemas con la justicia”.

 

Para evitar que el mal llegue a mayores, la multinacional ofrece una serie de sugerencias:
- Lo primero y más importante, los padres deben encargarse directamente de pagar la factura de teléfono de sus hijos. Según la investigación, el 17% de los adolescentes que abonan su factura envía “sexts” (mensajes de texto con fotografías de contenido erótico o sexual). Por su parte, únicamente el 3% de los jóvenes que no paga su factura, o sólo una parte del coste de la misma, envían estas imágenes.
- En segundo lugar, es recomendable limitar el número de mensajes de texto que el adolescente puede enviar. Sólo el 8% de los adolescentes que hacen sexting tienen restringido el número de mensajes de texto o de otros mensajes que pueden enviar, mientras que, se ha encontrado que el 28% de aquellos que no lo practican tienen fijado un límite de mensajes por sus padres.

Ver también www.sos-info.es