- Al no ser un técnico y aunque ponga buena voluntad, el trabajo que va a realizar le va a llevar mucho más tiempo que si lo realizara un profesional por lo que estamos dejando de hacer otras labores que pueden ser de gran importancia para la empresa

- La persona que lo realiza puede sentirse frustrada ya que está realizando labores para las que no está preparada y, aunque tenga mucha afición, puede llegar a quemarse si el trabajo es frecuente como ocurre con empresas con un gran número de equipos informáticos
- Aún realizando la reparación, se sabe que en el 80% de las ocasiones al final hay que llamar a un técnico por lo que ahora la reparación tiene un doble coste, el tiempo de la persona que lo intento arreglar más el coste del técnico.

Aunque pueda parecer caro, un mantenimiento informático de una empresa externa siempre es proporcionalmente barato. Si usted calcula los costes en nóminas, seguros sociales, vacaciones, bajas, etc. Verá que el coste de externalizar el servicio técnico es muy bajo y externadamente barato.

Lo que si debe de hacer es pensar muy bien qué tipo de servicio necesita y cuantas horas semanales mensuales va a necesitar. Pida entonces un presupuesto, haga números y verá la diferencia