En épocas de crisis la inversión en imagen corporativa no suele ser un aspecto prioritario además de que recurrir a un diseñador puede incrementar los costes sustancialmente. Frente a esto existen alternativas de bajo coste (desde tan solo 250 Euros) basadas en gestores de contenidos que le presentan por el contrario grandes ventajas:

1.- No necesitan elevados costes de alojamiento web ni servicios adicionales
2.- Son fácilmente adaptables a sus necesidades y al diseño que necesita
3.- Permiten mostrar la información relevante de su empresa, servicios, productos
4.- Si necesita realizar cambios se pueden realizar de forma rápida y fácil además de que puede realizarlas usted mismo
5.- Puede dar a sus clientes de forma práctica y eficiente, información sobre sus novedades, productos, promociones, y referencia
6.- Si lo desea puede incorporar una tienda por internet que puede actualizar y mantener usted mismo.
Si lo desea podemos hacerle una demostración de forma totalmente gratuita