Una estrategia correcta se basa en tener un pequeño número de máquinas de altas prestaciones en lugares estratégicos de la empresa e incluso como ocurre en las grandes empresas en “salas de mecanización”. Dichas máquinas suelen estar en red y por lo tanto son accesibles desde cualquier lugar de la empresa.

 

Dicha estrategia tiene varias ventajas:

  1. Reduce el coste por copia ya que las máquinas de gran tirada suelen tener arquitecturas que optimizan el consumo de los consumibles (tóner, tambor, fusor, etc.)
  2. Alarga la vida de la máquina ya que se evita que la máquina se caliente y enfríe para pequeñas tiradas (a veces de una sola hoja)
  3. Resuelve el problema logístico de almacenar una gran variedad de consumibles
  4. Optimizamos el consumible ya que muchas veces se cambian en cada máquina cuando aún queda una pequeña cantidad del mismo
  5. Reduciremos el consumo de papel ya que nos pensaremos si merece la pena imprimir un documento y levantarnos a por él.
  6. Y porqué no aprovechamos para estirar las piernas y saludar a algún compañero, que es muy saludable.

 

En consecuencia, realice un estudio de la situación de su empresa, planifique sus necesidades, organice en red sus máquinas y ahorre dinero.

Según el principio de Peter (Laurence J. Peter, 1969) en una empresa existe la tendencia a acumular elementos inútiles como las máquinas de escribir o los directivos(es broma.) Aprendamos de consejos que llevan en el mercado más de 40 años.