Características del préstamo

Los préstamos podrán financiar hasta el 100% de la inversión, excluido el IVA y se destinarán obligatoriamente a la inversión en productos electrónicos, informáticos y de telecomunicaciones, incluyendo hadware, software, aplicaciones, servicios y contenidos. En concreto, las pequeñas y medianas empresas que no dispongan de Internet de banda ancha pueden acceder a financiación para el equipamiento para su conexión, además de para la elaboración de su página Web y portales de empresa. Además, podrán ser financiados proyectos de incorporación de las TIC a los procesos empresariales, mediante herramientas de gestión avanzada: CRM (Sistemas de gestión de clientes), ERP (Sistemas de gestión empresarial), Sistemas de cadena de suministro, Sistemas de gestión documental, etc. Igualmente serán objeto de financiación las acciones encaminadas a iniciar a la empresa en el comercio electrónico y facturación electrónica, mediante aplicaciones y servicios que faciliten las transacciones electrónicas con otros agentes, incluidas las Administraciones Públicas.

El plazo máximo de devolución del préstamo será de 36 meses, con posibilidad de 3 meses de carencia incluidos, con liquidaciones lineales y mensuales, siendo el tipo de interés del 0%, sin garantías adicionales hipotecarias ni dinerarias.