Además de lo ya comentado, traen seis slots de memorias DDR3 con Triple Channel, tecnologías que facilitarán el overclocking del sistema y varios puertos USB que podrán cargar gadgets externos aunque el equipo esté apagado. Por supuesto también nos encontraremos con algunos USB 3.0 y otros tantos SATA 6 Gbps, entre otras.

El precio de la Gigabyte GA-X58A-UD9 es aún desconocido, aunque podría rondar los 300 euros. Aún no se encuentra en las principales tiendas online de hardware, pero llegará en los próximos días. En cuanto tengamos más información al respecto os informaremos de ello, pero ya podemos adelantar que es una placa para un público muy concreto que busque montarse un ordenador de lo más potente del mercado.