La biblioteca es sólo de documentos de la Unión Europea, antes Comunidad Europea. El primer documento es el discurso de Jean Monnet en la inauguración de la Comunidad del Carbón y el Acero, precedente de la CE. Nacida con cuatro idiomas oficiales, en la actualidad son 23, aunque también se han traducido los documentos al chino, al ruso y a otros 20 lenguas. El coste de la digitalización ha sido de 2,5 millones de euros, el fondo tiene 140.000 publicaciones, y formarán parte de Europeana, la biblioteca digital que promueve desde hace años Francia, entre otros países, para combatir el sesgo anglófilo de la digitalización que está realizando Google.