Las redes sociales vuelven a estar en el punto de mira de las firmas de seguridad (sobre todo Facebook y Twitter), ya que están siendo una de las principales vías de propagación de estos mensajes fraudulentos. Los ciberdelincuentes envían miles de mensajes que contienen ofertas sobre supuestos productos rebajados, junto con un link en la cual el usuario puede adquirir esos productos. La mayoría de ellos conducen a páginas web destinadas a la venta de productos falsos. Otros mensajes pueden conducir, incluso, a páginas web diseñadas para propagar malware.

Según BitDefender, “la temporada de vacaciones navideñas y las semanas siguientes son siempre un período de mucha actividad para los ciberdelincuentes, debido al frenesí de compras, con grandes descuentos y ofertas especiales".